servicios médicos
servicios odontológicos
otros profesionales

salud y belleza

 

Artículos : Medicina - Odontología - Medicina Complementaria - Salud y Belleza - Otras Especialidades

medicina
teléfonos celulares y cáncer cerebral
   
 

 

Alerta ante un posible riesgo       

“El vínculo es posible, pero no probable”, explica el doctor Leonardo Badinez respecto del anuncio de la OMS que describe un posible riesgo de desarrollar cáncer al utilizar el teléfono celular.

Preocupación ha causado en los últimos días el estudio de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que indica la posibilidad de desarrollar tumores cerebrales con el uso de teléfonos celulares.
La Agencia Internacional de Investigación sobre Cáncer, dependiente del organismo internacional, calificó a los teléfonos móviles en una categoría de “posiblemente carcinógenos” para los seres humanos.
Sin embargo, según explica el doctor Leonardo Badinez, jefe de Radioterapia de la Clínica Oncológica de la Fundación Arturo López Pérez (Falp), el que exista la posibilidad no necesariamente indica certeza, ya que tampoco existen estudios que hayan confirmado casos de personas que tengan cáncer debido a utilizar sus teléfonos móviles.
“La OMS hace recomendaciones generales y es bueno no tener demasiadas ondas electromagnéticas cerca del cerebro, y no usar el teléfono pegado al oído; pero no es una alarma y no significa que todas las personas que usen celulares vayan a tener tumores", comenta.

Radiación y peligro
En la actualidad se sabe que la radiación puede producir cáncer; sin embargo, es un elemento con el cual convivimos día a día, presente en el ambiente, en nuestro propio organismo, en artefactos que utilizamos y en la medicina.
Según explica el doctor Badinez, la radiación de tipo ionizante es la que supone el mayor riesgo para la salud, provocando mutaciones o alteraciones que pueden desarrollar cánceres -en un menor porcentaje y a largo plazo-, entre quienes se han visto expuestos a ella. Es el peligro que se suscita, por ejemplo, ante una central nuclear dañada, como en el caso de Chernobyl o, recientemente, Fukushima.
“La radiación de los teléfonos móviles es de menor energía y no alcanza a llegar al umbral de provocar mutaciones. Aún con mucha potencia, a lo más podrían elevar la temperatura de los tejidos. Por tanto, sería muy raro que pudiesen provocar cáncer; aunque la OMS nos dice que no se puede descartar”, comenta el especialista.
La contaminación ambiental, por ejemplo, emite radiaciones que podrían también ser peligrosas para nuestra salud. De hecho, en este mismo informe, la OMS califica el riesgo posible de los celulares en el mismo nivel que en el que ubica a los gases creados por los motores de gasolina.

Prevención
Así, aunque no se haya comprobado que estos teléfonos móviles puedan causar cáncer, es mejor prevenir utilizando en la medida de lo posible, auriculares o dispositivos “manos libres”. Esto, especialmente en el caso de los niños, cuyos tejidos cerebrales son más sensibles.

Clínica Oncológica (FALP)
Fundación Arturo López Pérez
Rancagua 878
Teléfono: 420 5100
www.falp.cl

 
 
 
 
     
diseño magicwilloweb.com